¿Por qué hacerlo?

Hoy en día muy pocas comidas que nos llevamos a la boca son completamente orgánicas. Muchas de ellas están llenas de sales, azúcares y químicos con el fin de preservarlas, deshidratarlas y “mejorarlas.” Sin embargo, ésto no es bueno para nuestro organismo. Más allá de lo anterior, el ambiente está sumamente contaminado, afectándonos así con el agua que bebemos y el aire que respiramos. Es por esto que un Jucleanse es sumamente importante para liberar nuestro cuerpo de todas las impurezas y toxinas que lo amenazan constantemente.

El cuerpo procesa y expulsa los productos químicos y materiales de desechos principalmente por los órganos como: la piel, los pulmones, los riñones, el hígado, el sistema linfático y el colon. Hasta hace unos cien años, funcionó bastante bien porque comíamos lo que criábamos y no habían exceso de productos químicos, hormonas o preservativos y aditivos. El aire que respirábamos y el agua que usábamos era más limpia, y nuestras vidas eran más tranquilas. Hoy en día nuestras vidas son más agitadas, la contaminación ha aumentado y los alimentos son en su mayoría procesados y llenos de preservativos. Estudios muestran que una persona promedio está expuesta a miles de toxinas y contaminantes ambientales sobre una base diaria, y estos residuos tóxicos se quedan en el cuerpo, es por esto que nuestro cuerpo no se da abasto de liberar todas las toxinas que ingerimos de una manera u otra.

Muchas personas utilizan la desintoxicación por medio de jugos para adelgazar, nosotros pensamos que la pérdida de peso es un beneficio, sin embargo nuestra meta principal es ayudar al cuerpo a liberar toxinas y poder obtener un cuerpo más sano y saludable.

Beneficios

Jucleanse te ofrece con sus programas una variedad de beneficios como:

Jugos

Existen tres razones importantes de porque realizar una desintoxicación por medio de jugos. En primer lugar, podemos ingerir en forma líquida mucho más de lo que probablemente comiéramos en sólido, ya que nos tardamos mucho más tiempo en masticar los vegetales crudos y las frutas.

En segundo lugar, podemos tomar en jugos partes de las verduras que normalmente no comemos, tales como tallos, hojas y semillas. Cosas que muy rara vez quizás y nunca comiéramos en forma sólida.

En tercer lugar, cuando ingerimos líquido el cuerpo no realiza la digestión, por ello tu estomago no trabaja y no gasta la gran cantidad de energía que utiliza con los alimentos sólidos. Al ingerir jugos, todos sus nutrientes potencialmente vivos pueden ir a trabajar de inmediato para sanar y reparar tu cuerpo, dándolo más energía para su rejuvenecimiento.